Dualidad y Alquimia
Dejar un comentario

El antes y el después


En esta breve nota sobre Dualidad y Alquimia quiero invitarte a ver tu carta astral y analizar dos polaridades de tus alineaciones.

Si puedes, verifica tu nodo norte y tu nodo sur.

¿Cuál es tu karma heredado de una vida pasada?

¿Cuál es tu dharma o camino a seguir?

Ocurrirá un momento de impacto en la vida de cada persona en que verá un parteaguas: deberá decidir si seguir con las viejas estructuras o labrar un nuevo camino.

Puede ocurrir a cualquier edad, lo mismo lo he visto en mujeres de 20 años preguntarme cuál es su propósito en esta Tierra como en hombres de 50 años preguntándome si Dios existe porque tienen dudas sobre su espiritualidad.

El punto con el nodo sur es que te ayuda a saber cuál fue el parámetro con el que funcionabas antes de ese momento trascendental.

Hay quienes dicen que venimos con ese parámetro en esta vida, otros por herencia de ADN – linaje y otras personas ya lo atribuyen a experiencias de vidas pasadas.

Independientemente de dónde venga, mi sugerencia para ti es que pienses si algo de lo que tiene por enseñarte resuena en tu camino hoy.

Si no es así, tranquilo/a.

Recuerda que todo es percepción, mientras más nos abramos a estas redes energéticas, más información seremos capaces de acceder y entender, más serán las casualidades y pocas las coincidencias. Abrirse o cerrarse a ellas no está ni bien ni mal, es una elección.

Si, por el contrario, encuentras respuestas en tu nodo sur, te invito a conocer el norte.

El punto con el nodo norte es que te ayuda a saber cuál es la energía disponible que tienes para seguir tu camino del despertar, si así lo eliges…claro está.

Este camino es incierto, se construye, dependiendo de la posición de estos nodos en las casas de tu carta natal sabremos dónde o en qué área experimentarás el cambio energético.

Sin embargo, este post no es sobre astrología.

Quiero invitarte a trascender este conocimiento.

¿Cómo?

Alternando ambos a tu favor.

Yo cometí el error de creerme el nodo norte sólo para entender que el éxito estaba en el balance, en aceptar la dualidad. No es desapegarte del nodo sur, es que el norte te guía, el sur te sostiene, el sur te ahoga, el norte te libera.

Uno nivela el otro.

Hay muchas ciencias y personas con diferentes teorías.

Yo sólo te invito a probar esta forma de alquimia el día que te sientas con mucha energía del norte, sopesa con las prácticas de tu sur y viceversa.

No le digas adiós a tu antes pero tampoco te aferres a él.

No te vuelques en tu después porque no existe.

Sólo estás tú -producto de tu antes, esperanza de tu después-, sólo en el ahora.

Namasté querido ser de luz, hasta una próxima ocasión

Natalia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s