Lo bueno, malo y feo de las elecciones en EE.UU.

Donald Trump permanecerá irreverente en las próximas semanas.  Esquivará las críticas y las desviará a su oponente Hillary Clinton con el interés de mancillar aún más su imagen. Mantendrá una narrativa conflictiva para dificultar la toma de decisiones en los comicios presidenciales del próximo 8 de noviembre. ¿Cómo? Sembrando dudas, miedo y avivando fuegos semi-apagados (raza, economía, inmigración, etc). La estrategia de Clinton, en cambio, será convencer al pueblo estadounidense de que el magnate nunca estuvo ni estará apto para asumir la presidencia, muy a pesar de que este enfoque atente en su contra (como explicaré más adelante), revelando así un juego político de crisis por partida doble.

Seguir leyendo “Lo bueno, malo y feo de las elecciones en EE.UU.”