De la brevedad de la vida

En Buenos Aires hay varias estaciones de metro que, en sus paredes, figuran pinturas de una flor silvestre púrpura. A la flor se le conoce en esa y otras tierras, como No me olvides. Abunda por las calles y los parques, y hay que tener mucho cuidado al arrancar su tallo porque sus pétalos pueden caerse y en segundos, la flor deja de existir.

Leer Más