🔴 10 beneficios de unirte a la clase del 20 de agosto

1. Conocerás muchísimo mejor tu proceso de empoderamiento femenino en todos sus cuatro aspectos

2. Conocerás cómo el machismo y la violencia de género impregnados en el consciente colectivo impactan o atrasan tu sensación de empoderamiento a nivel personal o profesional

3. Aprenderás dinámicas y arquetipos de psicoanálisis que explican las relaciones funcionales o disfuncionales que tienes con tus padres, familiares o mujeres y hombres en tus círculos más cercanos.

4. Identificarás bloqueos conscientes o subsconscientes, externos o internos, que te mantienen estancada o con miedo de entrar a una nueva etapa de tu vida

5. Identificarás prácticas de cambio de mentalidad, posibles hábitos y soluciones para sanar la integración de tu masculino con tu femenino

6. Ampliarás tu nivel de compasión con los procesos de las mujeres y hombres a tu alrededor ya que sabrás los métodos para definir en qué etapa de vida se encuentran y cómo puedes servirle de mentor/a o facilitador/a en sus momentos más duros.

7. Si eres hombre, esta clase también te ayudará a expandir tu nivel de conciencia sobre cómo la cultura y la sociedad te ha enseñado a desconectarte de tu femenino, rechazarlo en ti y esperarlo de otras mujeres. Esta clase te ayudará a identificar maneras para replantear tu masculinidad, reconstruirte como ser dual en plenitud y traspasar este conocimiento a otros hombres en tus círculos más cercanos con experiencias similares.

8. Participarás de una meditación en vivo grupal para recorrer el camino de la heroína y descubrir qué miedos subyacen en tu subconsciente que frenan tu desarrollo personal.

9. Recibirás una guía de ejercicios en PDF para trabajar con los 2 métodos: el viaje del héroe y la heroína.

10. Compartirás con un grupo de personas que, como tú, toman la iniciativa de responsabilizarse por sus procesos de vida y tienen el deseo de convertirse en agentes multiplicadores de cambio en sus familias y/o comunidades.

¿Estás listo/a para documentar tu evolución?

✍️Regístrate aquí.

Posts relacionados

“Los viajes han definido quién soy hoy”

Conoce la historia detrás de la comunidad Querida Viajera, una plataforma de apoyo a mujeres viajeras interesadas en emprender recorridos de autoconocimiento. ⁣⁣

Seguir leyendo ““Los viajes han definido quién soy hoy””

Andrea Eberle: El espíritu de viajar

Tal vez te hayas hecho la pregunta: ¿hay lugares, ciudades, países que nos llaman?

Si así ha ocurrido, te has cuestionado… ¿por qué?

Conocí a Andrea Eberle, fundadora de Viajes con Espíritu, hace poco más de un mes. Un amigo en común me refirió conocerla. A partir de entonces, hablar con ella ha sido un aprendizaje continuo, una muestra perfecta de que el universo te pone en el rol de estudiante y maestra de otras almas destinadas a conocer.

Puede o no que estuviese escrito en mi camino cruzar palabras con ella sólo sé que me llamó mucho descubrir a alguien que diseñara experiencias de viaje.

Me sorprendió saludar a un alma viajera tan sabia, a tiempos niña y a otros, anciana, en diferentes momentos y en segundos también.

Con más de 25 años de experiencia en la industria del turismo (y nómada desde la infancia), la emprendedora argentina dio un giro a su estilo de vida luego de la crisis financiera de 2008. Un viaje a la India ese año… su sanación.

Tras liderar dos empresas, Andrea fue reformando su compañía Viajes con Espíritu para incorporar lo aprendido en espiritualidad, turismo responsable y exploración de lugares de poder. Hizo el cambio porque entendió que hay quienes buscan viajes de despertar y transformación.

Dialogar con ella es, a veces, como entrar en un trance. Escuchar a una filósofa de la vida contarte el día a día en un idioma fantasioso e increíblemente, real.

Hoy afina los detalles para su próximo viaje a la India en septiembre, un grupo de unas 20 personas que no hablan el mismo idioma. Sin embargo, como facilitadora Andrea priorizará el respeto de cada cultura visitada y que cada viajero viva su propio proceso en colectivo y en individual.

Me senté a hablar con Andrea antes de que su agenda se apretara aún más para que la conocieran y, en otro post, subiré un vídeo de ella contándonos la importancia de diseñar viajes como experiencias (y temas como el yoga, el ayurveda, la gastronomía, etc) y cómo permitir que la magia suceda.

Porque quizás nos enseñaron a ser turistas pero en esencia, el estilo de vida de viajeros o viajeras -a algunas almas- nos resuena más.

Para suscribirte a nuestro boletín y recibir más información de las próximas entrevistas y eventos regístrate fácilmente aquí: https://bit.ly/2i0Fr90

Aprendiz de las leyes del universo

Naufragué, kilómetros antes de llegar a la orilla. Las pruebas del viaje, los monstruos que batallé, los días y semanas sin ver tierra y las dudas, agotaron la energía que tenía en mí.

El desgaste emocional era tal que, para el tiempo que pedí ayuda al Universo, a Dios, a la Diosa, jamás esperé que el barco de rescate fuese una persona. Habíamos coincidido par de veces compartiendo pequeños retratos de aventuras por el mundo, yo con Gaia y ella con los saberes ancestrales de la India. Esta vez nos vimos. Yo resuelta a dejar de luchar con el agua en el cuello, lista para mi destino. Aceptar el naufragio, el fracaso, las pérdidas. Ella lista para dar, ofrecer sus saberes, abrir puertas bloqueadas.

Fue en un encuadre de mis constelaciones familiares que me hizo notar mis puntos ciegos. Los hizo visibles para mí. Descubrí, aturdida entre tanta información cósmica, que todo el tiempo había nadado con un ancla halando mis pies hacia las profundidades del mar. Un ancla que no quería conscientemente ver, que le restaba importancia, que mi ego no quería reconocer… ni agradecer.

Describir el tumulto de emociones que experimenté la tarde de ayer sería una odisea en estos momentos. Sería revivir historias, personajes, contextos. Llegué a mi cama deshecha y sin embargo, clara. En paz. Porque todo cumple un propósito.

Mi mayor lección fue hablar de corazón ante al universo y decirle “Aquí estoy. No conozco tus leyes y estoy lista para aprender. Enséñame el juego”.

Hoy desperté con los ojos puestos otra vez en la muy alcanzable orilla, esperando las coordinadas del viento para nadar a consecuencia. Agradecí el ancla que ató mis piernas por tanto tiempo y dejé ir las energías de ella que no me pertenecían, aceptando las decisiones que otros tomaron por mí. Por más injustas que me parecieran, por más culpable que me “debía” sentir.

Mi trayecto me ha llevado ahora a ser aprendiz de las leyes del ”Tiempo” y su relación con todos los elementos que nos rodean. Ese es mi karma heredado, la herida que vine a sanar en esta experiencia terrenal.

Aquí estoy. Respirando de nuevo. Educándome en el arte de fluir de la mejor y más elevada manera posible.

A todos los náufragos y salvados que me leen, namasté.